Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2017.

Saúl Craviotto, la violencia de género y twitter, el Gran Hermano en la era cibernética

"Pero en ese mismo instante, produciendo con ello un hondo suspiro de alivio en todos, apareció el rostro del Gran Hermano, con su negra cabellera y sus grandes bigotes negros, un rostro rebosante de poder y de misteriosa calma y tan grande que llenaba casi la pantalla." (George Orwell, 1984, parte I, capítulo I)

20170309203237-craviotto-granhermano.jpg

Recientemente, el piragüista olímpico español Saúl Craviotto, miembro a su vez del Cuerpo Nacional de Policía, publicó en su cuenta de twitter un vídeo animando exclusivamente a las mujeres a que denunciaran a sus parejas masculinas en caso de malos tratos. Inmediatamente, todos los grandes medios de comunicación (televisión y radio principalmente) se hicieron eco de las declaraciones de este medallista olímpico y policía nacional, dando así a sus palabras una repercusión mediática mucho mayor que si éstas se hubieran quedado en el ciberespacio.

Estas declaraciones, como tantas otras realizadas en los últimos tiempos por importantes personajes públicos, han contribuido muy eficazmente a aumentar el alarmismo social en torno a algo que no debería ocupar más espacio que la página de sucesos de los periódicos, al tratarse de un fenómeno marginal y bastante minoritario, además de por ser algo que debería considerarse como de la esfera privada de los individuos y no un circo mediático. Crear todo este alarmismo con la excusa de tratar de solucionar algo tan complejo como esto -tan o más complejo que el suicidio-, es un auténtico ejercicio de futilidad. Es como si se tratara de evitar que la gente se volviera loca mediante el uso de propaganda gubernamental, diciéndoles algo así como: "Por favor, amigos, no os volváis locos".

Hace unos años, cuando aún había un cierto respeto por la dignidad de los individuos, todo esto habría sido impensable o considerado propio de una sociedad infrahumana. Ni los curas se metían tanto en la vida privada de las personas. Y si lo hacían, eran mucho más disimulados y no armaban el mismo escándalo que arman hoy las feministas y los feministos. Aún así, los curas eran vistos con malos ojos por la mayoría de la población precisamente por eso, por meterse en alcobas ajenas a pontificar.

El objetivo de crear alarma social en torno a la violencia intrafamiliar, hablando sólo de aquellos casos en los que las víctimas son mujeres, y pasando por alto todas las causas de lo sucedido (incluso la defensa propia), no es otro que el de moralizar al conjunto de la población masculina a través de la presión social. Al presentarnos la violencia intrafamiliar como un fenómeno causado exclusivamente por los varones, lo que se busca es culpabilizar, avergonzar y, de este modo, convertir al conjunto de la población masculina en sujetos acomplejados y fáciles de manipular. No nos engañemos, el bienestar de las mujeres les importa muy poco a los promotores de este maquiavélico plan; si les importara, no habrían convertido todo este asunto en una paranoia colectiva, pues eso sólo las está neurotizando.

Continúa leyendo en

https://conspiracionabierta.blogspot.com.es/2017/03/saul-craviotto-la-violencia-de-genero-y.html

Jueves, 09 de Marzo de 2017 20:30. antimperialista #. NUEVO ORDEN MUNDIAL

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris