Facebook Twitter Google +1     Admin

Te daré una buena noticia.

¿Te sientes angustiado, deprimido, frustrado en tu vida? Te daré una buena noticia: ¡No es culpa tuya!
Mira a tu alrededor. Vives en un mundo totalmente burocratizado y deshumanizado, donde se te trata como un objeto, un número o una mercancía y, la mayoría de las veces, como si ni siquiera existieras. Sinceramente, ¿crees que eso podía llegar a ser beneficioso, algún día, para tu salud mental? Muy al contrario, sólo ha servido para que tú también te deshumanizaras.
No te preocupes, la solución es muy sencilla. Si quieres volver a ser humano/a, y vivir de nuevo plenamente la vida, sólo tienes que huir de todo aquello que ha hecho que te fueras convirtiendo en una máquina sin alma (la tele, los videojuegos, internet y el resto de diversiones zombificadoras, el trabajo, la obsesión por el dinero).
No lo pienses más, no tienes otra salida.
Recuerda que sólo tienes una vida, ¿la quieres desperdiciar así?


Moloch de Allen Ginsberg
¿Qué esfinge de cemento y aluminio reventó sus cráneos y devoró sus
cerebros y su imaginación?
¡Moloch! ¡Soledad! ¡Inmundicia! ¡Fealdad! ¡Latas de basura e inalcanzables dólares! ¡Niños chillando bajo las escaleras!
¡Muchachos sollozando en los ejércitos! ¡Ancianos llorando
quedamente en los parques!
¡Moloch! ¡Moloch! ¡Pesadilla de Moloch! ¡Moloch el sin amor!
¡Moloch mental! ¡Moloch el inmisericorde juez de los
hombres!
¡Moloch prisión incomprensible! ¡Moloch cárcel desalmada de tibias
cruzadas y Congreso de aflicciones! ¡Moloch cuyos edificios
son veredictos! ¡Moloch la vasta piedra de la guerra!
¡Moloch los anonadados gobiernos!
¡Moloch cuya mente es pura maquinaria! ¡Moloch cuya sangre es el
fluir del dinero! ¡Moloch cuyos dedos son diez ejércitos!
¡Moloch cuyo pecho es una dinamo caníbal! ¡Moloch cuyo
oído es una humeante tumba!
¡Moloch cuyos ojos son un millar de ventanas cegadas! ¡Moloch cuyos
rascacielos se yerguen en las largas avenidas como inacabables
Jehovahs! ¡Moloch cuyas fábricas sueñan y croan en la niebla! ¡Moloch cuyas chimeneas y antenas coronan las ciudades!
¡Moloch cuyo amor es petróleo y piedra sin medida! ¡Moloch cuya
alma es electricidad y bancos! ¡Moloch cuya pobreza es el
espectro del genio! ¡Moloch cuyo sino es una nube de
asexuado hidrógeno! ¡Moloch cuyo nombre es la Mente!
¡Moloch en cuyo seno me aposento en soledad! ¡Moloch en cuyo seno
sueño ángeles! ¡Demente en el seno de Moloch! ¡Chupapollas
en Moloch! ¡Falto de amor y deshumanizado en el seno de
Moloch!
¡Moloch que penetró en mi alma tempranamente! ¡Moloch en cuyo
seno soy una consciencia sin cuerpo! ¡Moloch que me
aterrorizó sacándome de mi éxtasis natural! ¡Moloch a
quien abandono! ¡Despertad en el seno de Moloch! ¡La
Luz cae del cielo en torrentes!
¡Moloch! ¡Moloch! ¡Robóticos apartamentos! ¡suburbios invisibles!
¡tesorerías esqueléticas! ¡capitales ciegos! ¡demoníacas industrias!
¡naciones espectrales! ¡manicomios invencibles!
¡penes de granito! ¡bombas monstruosas!
¡Se quebraron las espaldas elevando a Moloch hasta los Cielos!
¡Pavimentos, árboles, radios, toneladas! ¡elevando la ciudad
al Cielo que existe y está por doquiera en torno nuestro!
¡Visiones! ¡presagios! ¡alucinaciones! ¡milagros! ¡éxtasis! ¡arrastrados
todos por el río americano!
¡Sueños! ¡adoraciones! ¡iluminaciones! ¡religiones! ¡todo el cargamento
de sensiblera bazofia!
¡Adelantaos! ¡sobre el río! ¡flipes y crucifixiones! ¡todo arrastrado por
la corriente! ¡Globos! ¡Epifanías! ¡Desesperaciones! ¡Diez
años de gritos y suicidios de animales! ¡Mentes! ¡Nuevos
amores! ¡Loca generación! ¡abajo sobre las rocas del
Tiempo!
¡Auténtica risa sagrada en el río! ¡Lo vieron todo! ¡los ojos
enloquecidos! ¡los sagrados alaridos! ¡Se despidieron!
¡Saltaron desde el tejado! ¡hacia la soledad! ¡agitando el
brazo! ¡con flores en las manos! ¡Al río! ¡a la calle!

Comentarios > Ir a formulario

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris