Facebook Twitter Google +1     Admin

El gabinete Reagan: nazis, masones, sionistas y extremistas cristianos unidos contra el comunismo.

20100530140618-es-ss390.jpg

Ronald Reagan fue presidente de los Estados Unidos entre 1981-1989. Como tantos otros políticos estadounidenses, dio el salto a la política desde el mundo empresarial, concretamente, desde la gigante multinacional General Electric. Durante su mandato destacó, a nivel nacional, por sus políticas antiobreras y antisociales (histórica reducción de impuestos en favor de las grandes fortunas), y a nivel internacional, por su agresiva política anticomunista: invasión de Granada, apoyo a la guerrilla derechista de la contranicaragüense, finaciamiento de los mujaidines de Bin Laden en Afganistán, bombardeo de la Libia de Gadafi, ruptura de la política de distensión mantenida con la URSS por sus predecesores, etc... El objetivo de su política, como la del capitalismo en general, era el mantenimiento de las desigualdades en favor de una élite económica minoritaria, provocando con ello que millones de personas se hundieran en la miseria y en la pobreza; una política que sólo puede ser desarrollada por personas con una ideología o unas creencias donde se justifiquen la superioridad de un grupo frente a otro y el derecho de una minoría privilegiada en dictar los destinos del resto. Por ello no es de extrañar que los miembros de la administración Reagan practicaran algún tipo de creencia o tuvieran algún tipo de ideología de carácter mesiánico. A continuación reproduzco un extracto de un artículo publicado en Red Voltaire "La historia de Ronald Reagan y la farsa del «Imperio del Mal»" ,donde se describe lo anteriormente dicho.

Ronald Reagan se hace rodear de un equipo heteróclito pero coherente en su ideología. Como muchos otros presidentes de los Estados Unidos, incluido, George W. Bush, Reagan era miembro de una organización religiosa secreta, conocida con el nombre en código de «La Familia». Creada en el contexto del enfrentamiento Este-Oeste y disponiendo de medios suministrados por la OTAN, «La Familia» hizo del pastor Billy Graham su portavoz. Graham se convirtió en el consejero espiritual de Reagan y lo convirtió al «dispensionalismo». Estaba convencido de la inminente llegada de Jesucristo. El retorno de los judíos a Palestina y la creación del Estado de Israel eran los signos que presagiaban el combate del Armagedón durante el cual el Imperio del Mal (la URSS) sería destruido.

Estos elementos explican en parte la política resueltamente pro israelí del ex presidente estadounidense y, sobre todo, la creación de un Estado Mayor Conjunto en noviembre de 1983 y el suministro de misiles TOW en septiembre de 1985. Tres caballeros de la Orden Soberana Militar y Hospitalaria de Malta son nombrados para ocupar puestos clave: William Casey, su ex oficial de cabecera, se transforma en director de la CIA; Alexander Haig es nombrado secretario de Estado; y James Buckley es designado responsable de propaganda en Europa Oriental a la cabeza de Radio Free Europe y de Radio Liberty.

Varios miembros de la Logia P2 forman también parte de la Orden y Licio Gelli, presidente de la Logia, es invitado por el dirigente republicano Phil Guarino al baile de investidura del presidente Reagan.

El gobierno de Reagan también mantiene estrechas relaciones con la Asamblea de las Naciones Europeas Cautivas (Assembly of Captive European Nations, ACEN), organización que permitió reunir a numerosos criminales de guerra nazis provenientes de Europa Oriental en el seno de una estructura encargada de desestabilizar sus países de origen que habían caído bajo la órbita soviética.

La ACEN no estaba sin embargo compuesta únicamente por nazis o colaboradores. Las delegaciones checa, polaca y húngara en especial incluían casi en exclusividad antiguos resistentes a la ocupación del Reich.

Pero a pesar de estas pruebas de respetabilidad, en los años 1960-1970 la formación se sitúa en la extrema derecha del tablero político y se alía con el Bloque de Naciones Antibolcheviques (Anti-Bolshevik Bloc of Nations, ABN), organización neonazi establecida en Europa.

Durante el gobierno de Reagan, los miembros de la ACEN representan cerca del 15% de la Coalition for Peace Through Strength, poderoso grupo de presión creado por el complejo militar-ndustrial que logrará la anulación de los acuerdos de desarme Strategic Arms Limitation Treaty II (SALT II) con el apoyo de una parte del equipo presidencial. Se trata de apoyos a los que hay que dar pruebas, lo que hace el presidente Reagan el 5 de mayo de 1985 cuando visita el cementerio alemán de Bitburg y se recoge ante la tumba de cuarenta y ocho SS.

Para completar la lista de los apoyos anticomunistas a Ronald Reagan hay que mencionar a la Iglesia de la Unificación, fundada en 1954 por el reverendo Sun Myung Moon. Los vínculos de esta institución con el Partido Republicano no tienen que ser demostrados. La noche de su elección, Reagan posa para una fotografía de recuerdo en la cual sostiene un ejemplar del News World, propiedad de Moon, y brinda su apoyo a la empresa. A lo largo de su mandato, el Presidente afirmará en repetidas ocasiones que el Washington Times, diario propiedad de la secta Moon, era su periódico preferido.

30/05/2010 22:30 Autor: antimperialista. Enlace permanente. Tema: IMPERIO DEL MAL.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris