Publi: envíosCertificados: ahorra más del 60 % en tu partida de envíos. 100% legal
Facebook Twitter Google +1     Admin

Por el reconocimiento de los derechos de los asistemas.

Igual que un ateo, un asistema no pretende convencer a nadie de sus creencias (o mejor dicho, de sus no creencias). Igual que un ateo no exige que la gente creyente deje de profesar sus cultos religiosos, un asistema no exige que la gente, que no quiera, deje de someterse a un determinado sistema, tan sólo reclama el derecho, de quien lo desee, a poder emanciparse de él. Desgraciadamente, igual que ayer los ateos fueron considerados como herejes, de igual modo hoy, los asistemas sufren el mismo cruel destino por culpa del fanatismo y la intolerancia dominante.

Pincha aquí para seguir leyendo el artículo.

25/02/2014 21:40. antimperialista #. EROS Y PSIQUE

El destino fallido del Superhombre.

Hace unos pocos cientos de años, el hombre pensó que lo mejor para él sería independizarse de Dios, para lo cual empleó una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en matarlo. Cuando por fin lo consiguió (o creyó conseguirlo), hinchado de vanidad por su aparente éxito, el hombre se vio incapaz de frenar la dinámica destructiva en la que había caído, y terminó por matarse también a sí mismo, junto con todo aquello que le humanizaba. Como resultado tenemos el maravilloso mundo de mierda en el que ahora nos toca vivir: (continúa en El poder de Eros y Psique)

07/10/2013 15:21. antimperialista #. EROS Y PSIQUE

Buscando la liberación (recopilación del blog ANTIMPERIALISTA).

"Buscando la liberación" es una pequeña recopilación de varios escritos publicados, y posteriormente borrados, por el blog ANTIMPERIALISTA, así como una serie de escritos que nunca llegaron a publicarse en dicho blog, entre los cuales querría destacar el último, llamado "La doma". Todos ellos fueron redactados entre septiembre y diciembre de 2011 (en pleno auge del movimiento 15M o movimiento de los Indignados), antes de que el blog ANTIMPERIALISTA fuera cerrado durante casi un año por decisión voluntaria del propio autor, quien empezaba a no encontrar mucho sentido a la continuidad de un blog, que había nacido de unas ideas en las que ya no creía.

En el siguiente enlace podrás acceder a la recopilación "Buscando la liberación".

http://elpoderdeerosypsique.blogspot.com.es/2013/04/buscando-la-liberacion-recopilacion-del_17.html

18/04/2013 09:16. antimperialista #. ABRIL 2013

Mensaje tranquilizador a la "ciudadanía" ante la actual situación.

Tranquilos, tranquilos, no perdáis la calma. Muchos de vosotros estáis en paro, otros habéis perdido la casa, a algunos les han retirado las subvenciones, a muchos les han bajado el sueldo y les han aumentado la jornada de trabajo, la inmensa mayoría está sufriendo las consecuencias de los recortes en la sanidad y en la escuela pública; pero de verdad, estad tranquilos, todo volverá a la normalidad, sólo tenéis que tener un poco de paciencia, ya cada vez falta menos. Os aseguro que ellos están orgullosos de vosotros, lo estáis haciendo muy bien (especialmente aquéllos y aquéllas que estáis participando tan desinteresadamente en sus revueltas prefabricadas).

Continúa leyendo en http://elpoderdeerosypsique.blogspot.com.es/2013/04/mensaje-tranquilizador-la-ciudadania.html

05/04/2013 14:25. antimperialista #. ABRIL 2013

Hay algo que debes saber.

20130409161939-dibujo.jpg

Hay aún una cosa más que deberías saber, algo que mientras no lo asumas con total sinceridad te impedirá alcanzar la paz que tanto anhelas; se trata de una cosa que vienes sospechando desde hace ya bastante tiempo, pero que hasta ahora te habías negado a aceptar.

La inmensa mayoría de la gente que te rodea ve las mismas cosas que tú ves, escucha lo mismo que tú escuchas, tiene acceso a los mismos libros que tú lees, hasta saborea, huele y siente casi, más o menos, las mismas cosas que tú; por eso te cuesta tanto entender que sean incapaces de percibir, con la misma claridad que tú, la inhumana crueldad de la esclavitud del trabajo asalariado, el trato despersonalizado en las relaciones humanas, el antinatural hacinamiento de multitudes en ciudades carcelarias, la total mercantilización y burocratización de todas las esferas de la vida… Tampoco puedes entender que no sientan la misma irresistible necesidad, que sientes tú, de no participar en tal estado de cosas; de contribuir lo menos posible al desarrollo de las mismas. Todo lo cual agrava, aún más, el tormento que te provoca vivir en un mundo como en el que vives.

Pues bien, ya va siendo hora de que aceptes otra gran verdad: Si ellos no son capaces de darse cuenta de lo que tú sí, ese no es tu problema, sino el suyo.

Como ya te he dicho antes, vivís en el mismo mundo, respiráis el mismo aire, bebéis el mismo agua, coméis los mismos alimentos, veis, oís y sentís, más o menos las mismas cosas, por lo que si no son capaces de llegar a las mismas conclusiones a las que tú has llegado ¿crees que por muchas palabras que utilices, y por más que las adornes, podrás hacerles comprender lo que viendo, oyendo o respirando no pueden (o no quieren) comprender?

No se trata de una cuestión de educación, de inteligencia o de mayor o menor perspicacia, sino de valor para afrontar una situación que es fácilmente perceptible para la inmensa mayoría de los seres humanos, “que esta civilización está podrida”; algo que se niegan a reconocer por lo que ello implicaría.

Acéptalo de una vez: lo que los demás hagan o dejen de hacer no es tu problema. Tú haz lo que tengas que hacer, no pierdas mucho el tiempo en explicarles tus razones a los demás y, sobre todo, no te sientas culpable por ello. Toda aquella persona a la que te cueste más de un minuto hacerla entender la inhumana condición de la civilización actual, no merece ni un esfuerzo más por tu parte. Es como si vivieras en una dimensión completamente diferente a la suya, y el aire que a ti te vale para respirar, en tu dimensión, a ellos les axfisiara, en la suya.

En cualquier caso, si quieres, puedes seguir intentando convencerles con palabras, pero te advierto que no será más que una pérdida de tiempo, pues ¿cómo iban a sentir que tienen necesidad de médico los que se consideran sanos?; y lo peor de todo es que tu esfuerzo, con toda probabilidad, sólo servirá para desviarte de tu camino. 

“Es un imbécil quien exige pruebas para creer en aquello que es incapaz de percibir y tonto seria el que se esforzara en hacer creer algo a semejante imbécil”. William Blake.

09/02/2013 11:37. antimperialista #. FEBRERO 2013

De la crianza al cultivo humano.

Antes se nos criaba, pero cuando se dieron cuenta de que esto no les merecía la pena decidieron empezar a cultivarnos. Ésa es la razón por la que ahora somos mil, por cada uno de los que éramos antes.

Tanto entonces como ahora la finalidad buscada era la de producir esclavos para su uso.

La crianza exigía muchos cuidados y gastos, y la pérdida de un solo individuo suponía una contrariedad casi insalvable, por lo que pensaron que cultivarnos de forma masiva podría ser la solución. Sabían que muchos de los cultivados se malograrían (enfermedades o accidentes de diverso tipo), no llegando a cumplir (completa o parcialmente) la función que se esperaba de ellos; pero eso no supondría (como más tarde se ha llegado a comprobar) un grave problema, pues se trataría de una bajísima proporción, en comparación con todos los que sí la cumplirían satisfactoriamente, si se les trataba con los productos y métodos adecuados. Si en la crianza la sustitución de una baja era considerado como un problema de difícil solución, en el cultivo humano no es el caso, pues el relevo para tales bajas es casi ilimitado.

La ventaja para algunos es que mientras que en la crianza la huida era prácticamente imposible, al tratarse de una pérdida que el criador no podía asumir, en el cultivo no sólo es tolerable sino que además es deseable, pues el cultivador sabe que todo intento por arreglar este cultivo que no se adapta (siempre minoritario), no sólo será en vano (por muy diferentes productos o métodos que emplee), sino que le originará pérdidas. Además, esta pequeña pérdida no será un problema para el resto de sus cultivos (la parte mayoritaria), que sí habrán asimilado correctamente los productos y métodos empleados, y que, gracias a ello, en ningún caso se verán tentados a seguir el ejemplo de los primeros.

Esto último es algo que desgraciadamente sólo lo sabe el cultivador, pero no el cultivado que desea huir, el cual, en algunas ocasiones, retrasará su huida al creer ingenuamente que podrá convencer a otros cultivos a seguir su ejemplo; algo que, en el peor de los casos, puede llegar a frustrar completamente su proyecto de liberación, si no es capaz de darse cuenta a tiempo, que los que son como él son una minoría. Ésta es la razón por la que al cultivador le interesa mantener la idea de que sus productos y sus métodos nos afectan a todos por igual, para que aquéllos que desean huir frustren su huida por creer que pueden convencer a los demás de sus planes, y en vez de marcharse, cuando deberían haberlo hecho, se queden debido a la falsa esperanza de que podrán “salvar” a muchos otros. Gracias a ello, en algunos casos, el cultivador consigue que este cultivo tampoco se pierda totalmente.

07/02/2013 17:49. antimperialista #. FEBRERO 2013

Te daré una buena noticia.

¿Te sientes angustiado, deprimido, frustrado en tu vida?
Te daré una buena noticia: ¡No es culpa tuya!
Mira a tu alrededor. Vives en un mundo totalmente burocratizado y deshumanizado, donde se te trata como un objeto, un número o una mercancía y, la mayoría de las veces, como si ni siquiera existieras. Sinceramente, ¿crees que eso podía llegar a ser beneficioso, algún día, para tu salud mental? Muy al contrario, sólo ha servido para que tú también te deshumanizaras.
No te preocupes, la solución es muy sencilla. Si quieres volver a ser humano/a, y vivir de nuevo plenamente la vida, sólo tienes que huir de todo aquello que ha hecho que te fueras convirtiendo en una máquina sin alma (la tele, los videojuegos, internet y el resto de diversiones zombificadoras, el trabajo, la obsesión por el dinero).
No lo pienses más, no tienes otra salida.
Recuerda que sólo tienes una vida, ¿la quieres desperdiciar así?


Moloch de Allen Ginsberg
¿Qué esfinge de cemento y aluminio reventó sus cráneos y devoró sus
cerebros y su imaginación?
¡Moloch! ¡Soledad! ¡Inmundicia! ¡Fealdad! ¡Latas de basura e inalcanzables dólares! ¡Niños chillando bajo las escaleras!
¡Muchachos sollozando en los ejércitos! ¡Ancianos llorando
quedamente en los parques!
¡Moloch! ¡Moloch! ¡Pesadilla de Moloch! ¡Moloch el sin amor!
¡Moloch mental! ¡Moloch el inmisericorde juez de los
hombres!
¡Moloch prisión incomprensible! ¡Moloch cárcel desalmada de tibias
cruzadas y Congreso de aflicciones! ¡Moloch cuyos edificios
son veredictos! ¡Moloch la vasta piedra de la guerra!
¡Moloch los anonadados gobiernos!
¡Moloch cuya mente es pura maquinaria! ¡Moloch cuya sangre es el
fluir del dinero! ¡Moloch cuyos dedos son diez ejércitos!
¡Moloch cuyo pecho es una dinamo caníbal! ¡Moloch cuyo
oído es una humeante tumba!
¡Moloch cuyos ojos son un millar de ventanas cegadas! ¡Moloch cuyos
rascacielos se yerguen en las largas avenidas como inacabables
Jehovahs! ¡Moloch cuyas fábricas sueñan y croan en la niebla! ¡Moloch cuyas chimeneas y antenas coronan las ciudades!
¡Moloch cuyo amor es petróleo y piedra sin medida! ¡Moloch cuya
alma es electricidad y bancos! ¡Moloch cuya pobreza es el
espectro del genio! ¡Moloch cuyo sino es una nube de
asexuado hidrógeno! ¡Moloch cuyo nombre es la Mente!
¡Moloch en cuyo seno me aposento en soledad! ¡Moloch en cuyo seno
sueño ángeles! ¡Demente en el seno de Moloch! ¡Chupapollas
en Moloch! ¡Falto de amor y deshumanizado en el seno de
Moloch!
¡Moloch que penetró en mi alma tempranamente! ¡Moloch en cuyo
seno soy una consciencia sin cuerpo! ¡Moloch que me
aterrorizó sacándome de mi éxtasis natural! ¡Moloch a
quien abandono! ¡Despertad en el seno de Moloch! ¡La
Luz cae del cielo en torrentes!
¡Moloch! ¡Moloch! ¡Robóticos apartamentos! ¡suburbios invisibles!
¡tesorerías esqueléticas! ¡capitales ciegos! ¡demoníacas industrias!
¡naciones espectrales! ¡manicomios invencibles!
¡penes de granito! ¡bombas monstruosas!
¡Se quebraron las espaldas elevando a Moloch hasta los Cielos!
¡Pavimentos, árboles, radios, toneladas! ¡elevando la ciudad
al Cielo que existe y está por doquiera en torno nuestro!
¡Visiones! ¡presagios! ¡alucinaciones! ¡milagros! ¡éxtasis! ¡arrastrados
todos por el río americano!
¡Sueños! ¡adoraciones! ¡iluminaciones! ¡religiones! ¡todo el cargamento
de sensiblera bazofia!
¡Adelantaos! ¡sobre el río! ¡flipes y crucifixiones! ¡todo arrastrado por
la corriente! ¡Globos! ¡Epifanías! ¡Desesperaciones! ¡Diez
años de gritos y suicidios de animales! ¡Mentes! ¡Nuevos
amores! ¡Loca generación! ¡abajo sobre las rocas del
Tiempo!
¡Auténtica risa sagrada en el río! ¡Lo vieron todo! ¡los ojos
enloquecidos! ¡los sagrados alaridos! ¡Se despidieron!
¡Saltaron desde el tejado! ¡hacia la soledad! ¡agitando el
brazo! ¡con flores en las manos! ¡Al río! ¡a la calle!

11/11/2012 15:22. antimperialista #. NOVIEMBRE 2012

¿Cómo superar la entropía?

20121101125644-gaviota.jpg

Una de las mayores tragedias de la especie humana (al menos en los llamados tiempos civilizados) es su tendencia a la entropía, que habitualmente se manifiesta como la inclinación a vivir, exclusivamente, con el fin de tener una existencia lo más segura y cómoda posible, creando una especie de circuito cerrado, donde el espacio para la espontaneidad, para la aventura, para el arte, queda reducido a la nada; algo cuya consecuencia directa es que la existencia humana se acabe convirtiendo (tarde o temprano) en un auténtico infierno (depresión, ansiedad, estrés…).

Dejando al margen el análisis de si se trata de una tendencia natural o inducida, con el fin de evitar el colapso del orden establecido (el sistema se caería por su propio peso, si todo el mundo abandonara su puesto de trabajo, debido a su falta de preocupación por su confort y seguridad materiales), la Fórmula ideada, hace ya miles de años, para escapar de tal tendencia suicida, sigue siendo perfectamente válida aún hoy:

Perder la vida para poder salvarla.

¿Y cómo hacer esto?

Hace algún tiempo, alguien, muy amablemente, nos dejó una serie de ejercicios muy sencillos y eficaces con los que llevar a la práctica la anterior Fórmula, por ejemplo:

“No acumuléis tesoros en la tierra, donde los roen la polilla y la carcoma, donde los ladrones perforan paredes y roban” (Mateo 6:20), “si quieres ser perfecto, anda, vende tus bienes, dáselos a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo” (Mateo 19:21),  y es que “Nadie puede estar al servicio de dos señores, pues amará a uno y despreciará al otro. No se puede estar al servicio de Dios y del dinero” (Mateo 6:24), pues no hay nada que con tanta fuerza nos apegue a lo terrenal como la avaricia o la codicia; defectos que nos aferran a una vida condenada a la extinción, que nos impiden elevarnos para trascenderla, y que nos conducen derechos a la frustración y, por lo tanto, al dolor.

Otras recetas no menos eficaces podrían ser las siguientes:

“Ama al prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39) o (siendo un poco más radicales) “Amad a vuestros enemigos, tratad bien a los que os odían; bendecid a los que os maldicen” (Mateo 6:27-28). Pues, ¿qué mejor forma de escapar del laberinto de Moloch, de trascender el circuito cerrado de nuestra egoicidad, que con las alas del amor desinteresado y soltando el pesado lastre del odio?

O también:

“Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos” (Mateo 18:4), “quien quiera ser el primero que se haga el último y el servidor de todos” (Marcos 9:35), "Después echó agua en una jofaina y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba ceñida" (Juan 13:5); sin duda alguna, una lección magistral para combatir la soberbia, el orgullo o la vanidad, caminos directos hacia la terrible cárcel del ego.

En tus manos está: aferrarte y sufrir, o intentar liberar tu mente de toda atadura (a través de éstos y otros ejercicios parecidos) para poder fluir con armonía en la corriente eterna.

"¿Estás preparado para ser radical?" (Revolver, Guy Ritchie)

01/11/2012 13:24. antimperialista #. NOVIEMBRE 2012

Tu falta de paz es su mayor victoria; tu derrota el dejar arrebatártela.

Los insensatos siempre están haciendo movimientos impulsivos, pero los sabios saben que la victoria y la derrota se deciden por algo más sutil.
Saben que existe algo perfecto antes de que se haga ningún movimiento.
Esta perfección sutil se deteriora cuando se emprenden acciones artificiales; así pues, conténtate con no alterar la paz.
Permanece en silencio.
Descubre la armonía en tu propio ser.
Acéptala totalmente.

Si puedes hacer esto, lo obtendrás todo y el mundo sanará de nuevo.
Si no puedes hacerlo, te perderás para siempre en la sombra.
(HUA HU CHING, meditación 38)

No permitas que su "oscuridad" retransmitida 24 horas al día, 7 días a la semana, y retroalimentada, continuamente, por mil medios alternativos, apague tu luz interior, pues "si tu fuente de luz está a oscuras, ¡qué terrible oscuridad!" (Mateo 6:23).

20/10/2012 13:14. antimperialista #. OCTUBRE 2012

El origen de la tragedia ha sido olvidar que la vida es tan sólo un juego.

"El hombre ha seguido al racionalismo hasta el punto en que éste se ha transformado en irracionalidad absoluta." (Psicoanálisis y budismo zen, Erich Fromn)

Sin duda alguna, el mayor pecado, el mayor error cometido a lo largo de la historia (y especialmente en los últimos tiempos) por la humanidad es el de tomarse la vida demasiado en serio, el de cargarnos con inútiles responsabilidades sobre todo lo que acontece a nuestro alrededor; unas responsabilidades que no nos corresponden y que no son otra cosa más que un rastro de nuestra herencia prometeica, una manifestación de una de las peores perversiones de la especie humana: la soberbia.

Haciendo gala de una gran sabiduría, hace tiempo, alguien ideo una fórmula muy oportuna y muy sencilla para no caer en esta desviación de nuestra naturaleza, y evitar con ello sufrir un castigo parecido al que sufrió Prometeo: “Yo os aseguro que si no cambiáis y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los cielos” (Mateo 18:3).

El origen de nuestra tragedia ha sido olvidar que la vida es tan sólo un juego, cuyo único fin es jugarlo, como hacen los niños, y nada más; jugar por el mero placer de jugar, por pasar el tiempo; disfrutando construyendo castillos de arena, pero disfrutando también destruyéndolos a patadas; jugar sin preocuparnos por el resultado, que, sea cual fuere (victoria o derrota), nos produzca el mismo deleite. Disfrutar ganando, pero también disfrutar perdiendo, éste sería el secreto.

Por ello, como hacen los niños en sus juegos, nunca trates de alcanzar la perfección en nada, no te preocupes por no ser coherente en muchas ocasiones, no te cargues con ningún tipo de responsabilidad, rechaza el menor sentimiento de culpa tan pronto como aparezca, y tan sólo juega. No olvides que, al fin y al cabo, “todo es vanidad y caza de  viento” (Eclesiastés). Y a aquéllos que pretendan hacértelo ver de otra manera, diciéndote que, por tu propio bien, por salvar tu vida, lo que te conviene es buscar un trabajo, tener casa propia, asegurar tu coche a todo riesgo o luchar por mejorar la sociedad-granja en la que se nos cultiva, diles, como dijo también el sabio antes mencionado: -“apártate de mí, Satanás” (Mat. 16:23), no quiero vivir en el infierno de las preocupaciones materiales, en el drama del apego por lo perecedero; quiero volver a ser un niño y recuperar la capacidad para vivir la vida como si fuera un juego.

11/10/2012 20:42. antimperialista #. OCTUBRE 2012

La apatía como herramienta revolucionaria.

Con la rectitud se gobierna un Estado. Con la táctica se manda un ejército. Con no hacer nada, se conquista el mundo. (Tao Te Ching, c. 57)

El objetivo de lo que podríamos denominar la cultura de masas (de rebaños o cultivos humanos) es el de mantenernos en una tensión constante, en un continuo estado de ansiedad, no sólo a través del principio de competitividad, que introduce en nuestras vidas con la enseñanza obligatoria, desde los primeros años de nuestra infancia, y que, posteriormente, consolida mediante el trabajo asalariado, hasta los últimos años de nuestra existencia; sino también a través de la excitación constante de nuestros deseos y apetitos, por medio de la publicidad y la propaganda (comercial y política), incitándonos a poseer todo tipo de aparatos o servicios: “Consigue el mejor coche, consigue la mejor casa, consigue el mejor ordenador portátil, consigue la mejor fotodepilación…”. Pero, por si todo esto fuera poco, utilizando todos los medios a su alcance (televisión, radio, periódicos, internet…), trata de sumirnos en un perpetuo mundo de terror, miedo y pesadillas: terrorismo, guerras, pandemias, crisis…

Por todo ello, la actitud más revolucionaria y radical que podríamos adoptar frente a sus continuos, permanentes y descarados ataques contra nuestra estabilidad emocional sería la del total y absoluto desinterés; con ello no sólo podríamos llegar a alcanzar nuestra liberación, sino que además dejaríamos de retroalimentar su perverso sistema, como, paradójicamente, hacen todos aquellos que, ingenuamente, creen combatirlo.

Aunque la liberación es posible, confieso que se trata de una tarea harto complicada, pues las trampas que utilizan son muchas y muy variadas, y cuando crees haberte librado de la más difícil, te espera una peor aún a la vuelta de la esquina.

Paciencia, calma y serenidad son algunas de las armas que puedes utilizar para empezar a luchar. Aléjate de todos y todo aquello que te turbe; o como dijo aquel, “Si tu ojo te escandaliza, sácatelo” (Mar 9:47), que trasladado a la actualidad sería algo así como “rompe la televisión, la radio, la prensa y todo aquello que sea para ti motivo de preocupación o ansiedad y tíralo por la ventana. Más te vale prescindir de todo ello y vivir en paz, que desperdiciar tu vida en la infernal trampa que han construido para que seas su esclavo”.

Ellos te necesitan agitado, nervioso, activo; les da igual si estás a la derecha o a la izquierda, lo importante es que estés en actitud “productiva”.

El cielo o el infierno está en tus manos; ahora, tú decides que camino seguir.

---------------------------------------------

Frente a un sistema cuyo objetivo es mantenernos en un estado de tensión y excitación constante, tratando por todos los medios a su alcance (principalmente los medios de comunicación de masas) de agitar nuestros miedos (retransmisión diaria y continua de todo tipo de “catástrofes”) y nuestros deseos (facilidad de satisfacer todo tipo de curiosidades y “vicios” con sólo hacer un clic), la actitud más inteligente y revolucionaria sería la de un total y absoluto desinterés hacia ella y todo lo que nos ofrece.

La calma, la serenidad y la apatía podrían ser los estados mentales más útiles, para combatir una estrategia tan sutil y perversa como ésta, cuyo fin último es el de hacer de nuestras vidas un infierno.

04/10/2012 14:01. antimperialista #. OCTUBRE 2012

¿Callejón sin salida?

Estás atrapado en una especie de callejón sin salida, no porque no tengas la posibilidad de escapar de él, sino porque una y otra vez decides escoger como salidas lo que no son otra cosa que puertas cerradas. Tu intuición está ya tan atrofiada, que es incapaz de interpretar la vida con la claridad con la que antes lo hacía; una intuición que te hubiera permitido salir fácilmente de la encrucijada en la que ahora te encuentras. Y todo porque un día, en lugar de dejarte guiar por tu instinto, decidiste empezar a hacer caso a los otros.

Hace algún tiempo, lo tenías muy claro, sabías perfectamente que era lo que tenías que hacer; sin embargo, tu falta de confianza en ti mismo te jugó una mala pasada, y, poco a poco, te dejaste convencer por su cuadriculado y convencional modo de pensar, te dejaste engañar por la forma que tienen ellos de engañarse a sí mismos: depósito a plazo fijo, plan de pensiones, seguro a todo riesgo, contrato indefinido… y así quedaste atrapado en un laberinto del que ahora te ves incapaz de salir.

“¿Qué hacer? ¿Es ya demasiado tarde?” Si te soy sincero, no soy capaz de responder a estas preguntas de forma tajante, en cualquier caso, si tu deseo es salir, resolver el terrible rompecabezas mental causante de tu actual coma espiritual, no pierdes nada por intentarlo.

En primer lugar, debes volver a ti, olvidarte de todos esos consejos que, a lo largo de tu vida, te han ido dando por (eso que ellos llamaban) tu bien, y dejarte llevar, única y exclusivamente, por tu instinto de libertad; a partir de ahora, lo más importante, es que no vuelvas a tragar más mierda. Que por ello te despiden, te deja la novia o pierdes el piso, no te preocupes, fíjate en esos vagabundos que duermen diariamente al raso, entre basuras y continuamente alcoholizados, lo difícil que les resulta librase de su existencia, ¿crees que tú aguantarías menos que ellos?

La razón de que, en estos momentos, seas incapaz de encontrar la salida, de que tu vida se haya convertido en un infierno, no es sino que, un día, ellos, con su seductora retórica revolucionaria, te convencieron de que lo material estaba por encima de todo lo demás, de que lo primero debía ser el pan y no la libertad; con ello, no sólo te enterraste vivo, sino que renunciaste a la posibilidad de hacer de tu vida una obra de arte, renunciaste a la aventura, a la emoción, a la sorpresa, al carpe diem, en definitiva, renunciaste a todo aquello que podría haber evitado que el gris fuera el tono de color predominante de tu existencia. Ése fue tu gran error, pues, a diferencia de ellos, tú piensas más con el corazón que con el estómago, y por eso, comportarte así te ha llevado al tormento en el que actualmente te encuentras sumido.

No les odies ni les aborrezcas por ello; no sé por qué (aunque tengo mis sospechas), pero ellos piensan que eso es lo mejor, son incapaces de imaginar lo que tu sí puedes. Respétales pues, pero respétate también a ti mismo y empieza a comportarte como tu naturaleza te exige. Las preocupaciones materiales, que tanto desde la derecha como desde la izquierda te han ido, poco a poco, esclavizando, son las primeras cadenas a romper, después el resto de convenciones sociales que no te han dejado ser tú mismo y que, hasta ahora, te impidieron realizarte.

Resumiendo: renuncia a hacer aquello que no quieras hacer y que además te perjudica, por mucho que los demás te digan. Estás harto del curro, pues déjalo; ya no aguantas en tu ciudad, pues márchate; no te llenan tus estudios, pues abandónalos. Si los demás no lo entienden, ese no es tu problema, es el suyo. Tu problema sería no hacer lo que puedes y deseas hacer, pudiendo hacerlo.

No aspires a más de lo que puedes porque fracasarás; pero tampoco renuncies a conseguir todo lo que puedes, porque si no tu vida será un fracaso.

24/09/2012 20:31. antimperialista #. SEPTIEMBRE 2012

La crisis o el infierno prefabricado.

20120917194346-12.jpg

“Cada uno se crea su propio cielo o su propio infierno” (filosofía del Vedanta).

Crisis,crisis, crisis, ¡qué bien les viene la crisis!, ¡mucho más que el terrorismo o el cambio climático! ¿Acaso crees que si les perjudicara lo más mínimo se pasarían (como se pasan) todo el tiempo, y por todos los medios posibles, hablando de ella?

La crisis y todo lo que le rodea (ajustes, recortes, reformas, protestas…) es la nueva fórmula mágica, el nuevo método hipnótico para llevarte al trance; para vincularte con sus perversos e inhumanos proyectos; para que no te escapes; para que no oses ni por un momento imaginarte otra forma de vida fuera de sus macrocárceles de asfalto y hormigón; para que dejes de pensar en las canciones, en la poesía, en el resplandor de la noche, y sólo pienses y vivas como a ellos les interesa que pienses y vivas, como ganado, esperando tu diaria ración de alfalfa, o, peor aún, como cultivos, incapaces de experimentar la más mínima emoción.

Sí amigo, la crisis es otro de sus trucos, muy bien elaborado, pero otra trampa al fin y al cabo, otro de sus embrujos; y, desgraciadamente, tú, como tantos otros, has caído en la “maya” de su red, en su falsa realidad.

Como con el terrorismo, como con el cambio climático, como con el resto de sus “shows”, ellos crean el problema y después sólo esperan tú reacción. Les da igual en que equipo participes, sólo quieren que te impliques: apoyando sus reformas o asaltando supermercados, ambas cosas les vienen bien, pues ambas cosas llevan a lo mismo, a que sólo se piense y se hable de la crisis, a que sólo se piense y se hable con el estómago, a que tu más pura esencia quede reducida a la nada, a que te transformes en masa en lugar de que te realices como individuo, a que te conviertas en otro zombi más, en otro muerto viviente, en definitiva, a que caigas en su infierno prefabricado.

Es muy triste, pero, hoy en día, y mires adonde mires, sólo ves grises masas informes, movidas por ideales burgueses. En los barrios ricos y en los barrios pobres sólo ves burgueses, que, en sus modernos sarcófagos, dotados de todo tipo de lujos y comodidades, tienen como único objetivo esperar la muerte. Éste fue el gran logro de la Revolución Francesa, el triunfo de las masas.

Pero basta, me parece que estoy pecando de tremendista, creo que siempre ha sido más o menos así, sólo tienes que leer a los antiguos para darte cuenta que la gran mayoría siempre ha sido como es ahora, de que la masa siempre ha tenido el mismo absurdo modo de comportarse. Lo cierto es que lo que verdaderamente me preocupa eres tú, pues has cambiado; tú antes no eras así, has caído en su trampa, en su red, y las preocupaciones materiales han invadido tu espíritu, desplazando al poeta, anulando al artista. Sin que te dieras cuenta te han domesticado. Tú antes te burlabas de su ideal de vida:”Trabajo estable, casa propia, eso es para esclavos” decías; y ahora sales a la calle a reivindicar todo lo que antes maldecías ¿en que has dejado que te convirtieran?

Vuelve a embriagarte con la mágica luz de la noche y deja el día y sus enfermizas visiones para los muertos, antes de que ya no haya vuelta atrás; abandona el infierno de las preocupaciones materiales que ellos construyeron para que perdiéramos nuestra alma en él; olvida todas sus convenciones, evita todas sus trampas, vive, y deja la muerte para los zombis. “¿Cómo?” -me preguntas- Muy fácil, recupera al artista, libera a la bestia que hay en ti, reconcíliate con tu corazón y no vuelvas a desobedecerle.

17/09/2012 19:48. antimperialista #. SEPTIEMBRE 2012

No renuncies a hacer de tu vida una obra de arte.

20120909190944-quijote.jpg

"Ahora bien, la voluntad de uno puede, y a veces incluso debe (esta idea es de mi propiedad), oponerse a sus intereses. Mi voluntad; mi libre albedrío; mi capricho, por insensato que sea; mi fantasía sobreexcitada hasta la demencia... Esto es lo que se aparta a un lado, éste es el precioso interés que no tiene espacio en ninguna de esas clasificaciones que componen ustedes y que rompe en mil pedazos todos los sistemas, todas las teorías.
¿De dónde se han sacado nuestros sabios que el hombre necesita voluntad normal y virtuosa? ¿Por qué suponen que el hombre aspira a poseer una voluntad ventajosa y razonable? El hombre sólo aspira a tener una voluntad independiente, cualesquiera que sean el precio y los resultados. Pero el diablo sabe lo que cuesta esa voluntad..."
(Apuntes del subsuelo, Fiodor Dostoievski)

"Ve más allá de las posesiones y las ganancias. ¡Recupera tu propia alma!"
"(...) La acción realizada en la sabiduría del Yoga es muy superior a cualquiera otra realizada con fines interesados."
(Bhagavad Gita, capítulo 2, 45-49)

"Los filósofos deberían, sin duda, molestarse en investigar con paciencia si los hombres son capaces de acostumbrarse a su suerte. Lo cierto es que no pasa un mes sin que algún hijo de buena familia se fugue de su hogar para alistarse en un barco mercante, o un marido mimado tome las de Villadiego para irse a Texas con su cocinera. Se ven a veces pastores que huyen de sus feligreses y hasta se suele hallar algún juez que abandone voluntariamente la magistratura."
(Las aventuras de un cadáver, Robert Louis Stevenson)

"Y todo aquel que deja casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o campos por causa de mi nombre, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna."
(Evangelio de Mateo 19, 29)

 

Crisis económica convertida en trauma colectivo, inducido en las conciencias de las masas, gracias a la sublime acción persuasiva de las herramientas de control mental, popularmente conocidas con el nombre de medios de comunicación de masas, con la inestimable colaboración de una serie de actores a los que se ha dado en llamar fuerzas políticas, sindicales o sociales, entre otros.

Síntomas:
- Anormal sensación de angustia por lo qué comeréis, beberéis o vestiréis.
- Enfermiza preocupación por el mañana.

Consecuencias:
- Pérdida de toda capacidad para imaginar una vida libre como la de las aves del cielo.
- Falta total de creatividad para intentar desarrollar una existencia independiente y autónoma como la de los lirios del campo.

Tratamiento:
- Decidida apuesta por una forma de vida artística, hasta sus últimas consecuencias.
- El que hace de sí mismo una bestia se libera del dolor que provoca ser un ser humano. (Dr. Johnson)
- Acepta perderlo todo. (...) Enamórate de tu existencia. (Credo y técnica de la prosa moderna, Jack Kerouac)

11/09/2012 18:21. antimperialista #. SEPTIEMBRE 2012

Blog creado con Blogia.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris